Warning: A non-numeric value encountered in /home/institutomedicot/public_html/institutomedicodelamujer.com/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5763

Aunque las causas aún no estén del todo claras, los antojos se dan entre un 60 y 90% de las embarazadas y pueden ser desde los alimentos más comunes, las combinaciones más extravagantes a las “cosas” más raras.

“Yo estaba en mi estudio, terminando una cotización para un cliente, cuando Anny se me acercó y me dijo: “Luis, quiero comer pasticho”. Yo miré el reloj y le dije: “Mami, son las diez de la noche”. Pero no hubo manera de disuadirla. A esa hora, me vestí y salí en el carro a buscar algún restaurante donde pudiera comprar un pasticho de carne. Al regresar con el encargo a la casa, tomó el envase de aluminio entre sus manos, le quitó la tapa, buscó un tenedor y lo probó. Hizo lo mismo un par de veces más y luego me lo entregó. “Toma, ya no quiero más” – me dijo – y acto seguido, se fue a dormir” – Luis Salas, 33 años.

Existen dos teorías acerca de los antojos: Elizabeth Some, autora del libro “Nutrición para un embarazo saludable” considera que los enormes cambios hormonales por los que atraviesa la mujer embarazada, podrían tener un efecto muy poderoso en sus sentidos del gusto y del olfato. Lo mismo que le ocurre a algunas mujeres menopáusicas, período que también implica cambios hormonales importantes, durante el cual experimenten tanto antojos como rechazo por ciertas comidas.

La segunda teoría, tampoco comprobada científicamente, atribuye los antojos a deficiencias nutricionales o físicas que el organismo necesita atender. Por ejemplo, comer tierra o almidón, se le atribuye a falta de hierro; y comer hielo, calmaría la alta temperatura corporal.  

Desde lo más común a lo más extravagante, podemos hacer una lista de rarezas que han probado mujeres embarazadas de todo el mundo:

  • Tiza
  • Pizza con berenjenas
  • Ají picante entero
  • Colillas de cigarro  
  • Cebollas (como si fueran manzanas)
  • Carbón
  • Pasta dental
  • Huevos fritos con hojas de menta  
  • Pepinillos con queso fundido

La lista puede ser muy larga, pero el complemento imprescindible es la hora de la solicitud que, como en el caso de Luis, puede ser un pasticho a las 10 de la noche; pero ¿quién tiene corazón para decir que no, a la futura mamá?

“¡Me va a salir el muchacho con la boca abierta!”

La mayoría de los antojos que experimentan las embarazadas son frutas ácidas, dulces y postres, productos lácteos y la comida muy condimentada. No te decimos que esté prohibido comer esto, pero lo peligroso de que se nos “pase la mano” es que estos alimentos tienen una carga calórica muy elevada, lo que puede ser perjudicial para la salud tanto tuya como del bebé.

Entonces ¿qué puedes hacer para no sorprender a tu esposo como hizo Anny al pedirle “palitos de maíz con queso y arequipe” o asaltar la nevera en la madrugada?

  1. Consulta con tu médico y mantén tu control prenatal, cada organismo se comporta de manera diferente por lo que, es importante que de la mano de tu especialista determinen la mejor dieta que puedas seguir.
  2. Asegúrate de tomar una vitamina prenatal diariamente, para evitar deficiencias.
  3. Toma comidas balanceadas de manera frecuente, para evitar la caída del azúcar en sangre.
  4. No te saltes ninguna comida, es especial, el desayuno.
  5. Ingiere una amplia variedad de alimentos que te permita obtener la mayor cantidad de nutrientes.
  6. Sustituye los dulces y helados, por yogurt bajo en grasa y paletas de frutas (hechos a base de agua y frutas naturales).
  7. Si el impulso por la comida especial es muy grande, cómete una pequeña porción, pues como a Anny, es probable que sea suficiente para satisfacer el antojo.

El embarazo es una de las etapas más hermosas que puede vivir una mujer, pero no por eso debemos descuidar nuestra salud. Dieta balanceada, hacer alguna actividad física diaria y seguir rigurosamente las indicaciones de tu obstetra, es la combinación perfecta para que disfrutes este período con el mejor estado de salud, lo que te permitirá darte ciertos antojos, sin sentir el menor remordimiento. Así que, disfruta esta hermosa experiencia y ¡feliz día de las madres!

__________________________________________________________________________________

 

Comparte nuestro sitio en tus redes sociales

Comparte este contenido interesante con tus amigos

Abrir chat
1
¿En qué te puedo ayudar?
Hola 👋🏻
¿En qué podemos ayudarte?